viernes, febrero 22, 2008

Unos Oscar sin las mejores películas

Lo confieso. Este año tengo poco interés por los Oscar (a pesar de ello, me levantaré a verlos la madrugada del domingo para escribir aquí el lunes sobre la ceremonia y los ganadores, no faltaba más...). Y no tengo demasiado interés porque las mejores películas de 2007 no están entre las nominadas. Eso deja una ceremonia descafeinada, en la que pocos de los ganadores principales conseguirán levantarme de alegría del asiento. Y es que para mí son nada menos que cuatro las películas no ya olvidadas, sino despreciadas por la Academia, que tendrían un hueco sin dudarlo entre mis cinco mejores de 2007.

Sweeney Todd es una joya visual y cinematográfica, que da cien vueltas a otros musicales modernos que sí obtuvieron ese reconocimiento en forma de nominaciones. American gangster es un relato magnífico de mafiosos, rodado con pulso y energía, con actuaciones inolvidables y un apartado técnico sobresaliente. Zodiac es una extraordinaria reinvención del género policíaco, una película llamada a marcar época a pesar de haber caído en el olvido de los premios por su temprano estreno en 2007. Y Ratatouille es una maravillosa historia, relatada con una exquisitez que emociona, con un retrato de personajes envidiable y una magia única. Las tres merecían un hueco en el olimpo de los Oscar. Y la Academia las ha dejado de lado. Allá ellos. Yo, desde luego, recordaré estas películas mucho más que cualquiera de las ganadoras.

Dicho esto, y a falta de ver Pozos de ambición, estas son mis impresiones. Es difícil saber qué película va a ganar y lo más probable es que los premios estén muy repartidos al final de la noche, aunque con la Academia es realmente complicado hacer pronósticos... Juno parece la película más descartable de las cinco nominadas. Y aunque es simpática y a mí me divirtió mucho, es desconcertante encontrarla entre las cinco nominadas más allá del gusto políticamente correcto de incluir algún título medianamente independiente. Y entre el resto... mis preferencias pasan por el envoltorio de Expiación y el fondo de Michael Clayton. El dominio cinematográfico de Joe Wright en la primera o el tema comprometido con unas portensosas actuaciones de la segunda. No soy capaz de elegir, aunque la ausencia de Whright entre los nominados al mejor director para relegar a su película a los premios menores.

Después de ver No es país para viejos (que todavía no he podido comentar en el blog porque se me acumulan los temas y esta previa de los Oscar tenía prioridad...), me confieso asombrado del fervor por este trabajo de los hermanos Cohen, con quienes, por cierto, la Academia no tiene deudas pendientes (les dio la estatuilla por el guión de Fargo e incluso recibieron otra nominación por el de O brother). Claro que, en realidad, no hay deudas que compensar este año con ninguno de los nominados, y más después de subsanar el año pasado el olvido histórico a Martin Scorsese. Quizá los Pozos de ambición de Paul Thomas Anderson, una historia épica, larga y muy americana, del gusto de la Academia, sea la que al final se lleve la gloria. Parece que será un duelo reñido entre ésta y No es país para viejos.

En el apartado interpretativo, ¡qué difícil es elegir este año! A falta de ver a un Daniel Day-Lewis que según todo el mundo está inmenso, lo cierto es que el mismo adjetivo se puede aplicar a George Clooney (quizá al que menos), Johnny Depp, Tommy Lee Jones y Viggo Mortensen. Por cariño y afinidad con Tim Burton, quizá me alegre más la idea de que gane el Sweeney Todd de Depp, pero cualquiera me daría una alegría. Entre los secundarios, tiemblo ante la posibilidad de que la sencilla interpretación de Javier Bardem (poner cara de psicópata para hacer de psicópata no deja ser del camino fácil) gane el premio, aunque por desgracia tiene muchas papeletas después del aluvión de premios ya logrado. De los nominados, sólo he visto a Tom Wilkinson en Michael Clayton, y sólo él ya le da cien vueltas al español.

Como Hollywood tiene muy pocos papeles interesantes para las actrices, la mayoría de las nominadas no forman parte del grupo de películas que optan al principal galardón de la noche y se refugian en películas más modestas y desconocidas. Por ese y otros motivos, no he podido ver a la gran mayoría de las escogidas este año. Cate Blanchett tiene muchas papeletas para ganar (nominada en las categorías de actriz principal y secundaria), pero mi preferencia va para esa maravillosa adolescente embarazada de Ellen Page en Juno y para la ejecutiva sin escrúpulos aparentes pero muchas dudas que compone con una perfección sublime Tilda Swinton en Michael Clayton.

Del resto, y quitando las ganas que tengo de que Sweeney Todd gane los escasos tres premios a los que opta y de que Ratatouille logre el premio al mejor guión original (lo veo imposible), sólo hay dos categorías que sigo con enorme interés. Por un lado, la mejor película de animación. Entiendo la trascendencia de Persépolis, pero que no gane Rataouille el Oscar a la mejor película de animación me parecería criminal. Y respecto a la banda sonora original, a diferencia de otros años (y sin haber escuchado todavía el trabajo de Marco Beltrami para 3:10 to Yuma), me gustan todos los nominados. Y lo siento por el donostiarra Alberto Iglesias y sus Cometas en el cielo, pero mis preferencias van para la Expiación de Dario Marianelli.

No aconsejo a nadie que se guíe de mis predicciones (admito que poco claras este año) para ganar dinero, porque casi todos los años me equivoco en la mayoría de premios...

2 comentarios:

Roi Piñeiro dijo...

Mis favoritos:

Película: Michael Clayton o Pozos de Ambición, ya que no puede ser el barbero sangriento.

Director: Tony Gilroy, por Michael Clayton.

Actor principal: Viggo Mortensen, por Promesas del Este.

Actriz principal: Ellen Page, por Juno.

Actor de reparto: Bardem, lo siento Juan, a mi sí me gustó.

Guión original: Ratatouille.

Guión adaptado: Supongo que Pozos de Ambición.

Fotografía: Pozos de Ambición, sin duda.

Montaje: Pozos de Ambición.

Dirección Artística y Vestuario: Sweeney Todd

Efectos sonoros: Pozos de Ambición.

Largometraje de animación: Ratatouille

El resto de premios, ni idea, porque me dan un poco igual o porque no las he visto.

Ciao!

Mara dijo...

Yo este año de lo único que me he enterado de los oscars es que sin guionistas no había y que la huelga se ha acabao gracias a esta gala y por fin están escribiendo nuevos capitulos de lost!! jajaja que vivan los oscar y que gane el mejor ! :p
Besos juan