jueves, enero 31, 2013

'Movie 43', 100 minutos de humor escatológico

¿Os acordáis del gag del pelo de Cameron Díaz en Algo pasa con Mary? Movie 43 viene a ser lo mismo pero durante 100 minutos, con varios cortos englobados en una especie de largometraje y con unos nombres en el reparto que hacen de esta película el mayor trabajo de productor que se recuerda. Porque, al margen del rato divertido que hayan pasado durante el rodaje de algo tan políticamente incorrecto (en el peor de los sentidos de la expresión; una cosa es ser transgresor y otra muy distinta ser escatológico o desagradable) como ésto, ¿qué demonios hacen por aquí actores que han ganado Oscars o trabajado con reputados directores? A saber. Chapeau para los productores por convencerles para participar en esto. A partir de ahí, Movie 43 es exactamente lo que cabe esperar de ella teniendo en cuenta que uno de sus productores es Peter Farrelly: una ristra de gags de dudoso gusto, de mayoritaria temática sexual y en la que no hay límites de ningún tipo, sustentados en una colección de doce historias, dirigidas cada una de ellas por un realizador diferente y muy débilmente conectadas entre sí.

La conexión, de hecho, es que no hay una auténtica conexión y todas las historias van por libre. Los distintos segmentos son vídeos que localizan en Internet dos adolescentes de escasa inteligencia y el hermano menor de uno de ellos buscando la Película 43. El qué, el cómo y el por qué, mejor verlos en la película para que no dejar destripado ese elemento del filme en unas pocas líneas. Obviamente, con esos protagonistas, el tópico obliga a pensar que la temática ineludible y necesaria de todo lo que encuentren en la web será de alto contenido sexual. Y este es, más obvio todavía, el tema central y preferido de una clase de comedia que lleva ya demasiado tiempo extendiéndose entre el cine norteamericano. Encontrarle la gracia a esta obsesión cómico-sexual siempre me ha parecido una misión imposible en los gags que se acumulan en esas películas. Tenerla como base de una entera se convierte en algo muy difícil de entender y que convierte Movie 43 en una película que quizá divierta a un grupo de adolescentes en una noche de pizza y jolgorio, pero poco más. O a quienes se decidan a buscar las diferencias entre los trailers censurados (incluso el no censurado esconde elementos que sí se ven en la gran pantalla) y el producto final. "Y pensaba que no podía ser más ofensivo", dice una de sus protagonistas. Sí, puede.

Sí que hay que reconocerle un mérito evidente a esta Movie 43, pero que nada tiene que ver con sus cualidades cinematográficas. Asistiendo al desfile de protagonistas notables que tiene la película, uno se pregunta por la capacidad de convicción que tienen unos productores para presentar un proyecto así a esa gente y que acepten. Kate Winslet, Hugh Jackman, Hale Berry, Emma Stone, Naomi Watts, Chloë Grace Moretz, Elizabeth Banks, Richard Gere, Gerard Butler, Uma Thurman, Josh Duhamel, Kristen Bell, Liev Schreiber, Kate Bosworth o Terrence Howard son sólo algunos de los intérpretes que van desfilando por el filme durante sus asombrosos (de nuevo, el peor sentido de la palabra) 100 minutos de duración. Los directores de los diferentes segmentos, bien detallados con tomas falsas en los títulos de créditos finales (que llegan, para más asombro, antes de la historia que cierra la película) para quien tenga interés en vincular cada historia a su realizador, son Peter Farrelly, Elizabeth Banks, Steven Brill, Steve Carr, Rusty Cundieff, James Duffy, Griffin Dunne, Patrick Forsberg, James Gunn, Bob Odenkirk, Brett Ratner y Jonathan van Tulleken. Algunos son debutantes, otros desconocidos y hay alguna que otra sorpresa como la presencia de Ratner (X-Men. La decisión final) o Banks, que dirige una historia y protagoniza otra en este filme.

Dos de los sketches se salen de la norma, uno que no cuenta con actores conocidos, filmado en blanco y negro, y la parodia de Hoosiers que protagoniza Terrence Howard, que sí contienen un humor mordaz e inteligente. Tanto, que sorprende la inclusión de estos segmentos en esta película protagonizada por salidos superhéroes venidos a menos, parejas sexualmente disfuncionales, extrañas peticiones de cama, imposibles citas a ciegas, morfologías sexuales exóticamente improbables, y escatologías variadas. Dentro de este conglomerado pero con una pizca de inteligencia destaca el fragmento dirigido por Elizabeth Banks con Chloë Grace-Moretz como protagonista. La película, de la que apenas han trascendido datos (ni siquiera su presupuesto o la duración) e imágenes (supongo que para no desvelar el rocambolesco aspecto de actores como Hugh Jackman o Gerald Butler), genera más estupor que risas. Imagino que todos se lo habrán pasado de miedo rodándola. Pero asombra que esto sea una producción comercial y no la película de dos chavales salidos que cogen una cámara por primera vez en su vida. Aunque tampoco me sorprenderá que encuentre defensores.

5 comentarios:

Doctora dijo...

Yo tenía ganas de verla, pero no he leído una sola crítica positiva, y como es un mes muy bueno la he descartado.

El estilo es calcado al de ese capítulo de "Los Simpson" titulado "22 cortometrajes sobre Springfield" (episodio que, por cierto, odian muchos miembros de la serie, actores y guionistas).

Con semejante reparto y tratándose de historias independientes cabría esperar que al menos se salvase algo, pero se ve que no.

Celia dijo...

Esta película me tenia descolocada (hasta leer tu critica) no sabia de que iba y no entendía como una película con tan pinta de ser mala, salieran tantísimos actores desconocidos.
Me pica la curiosidad pero no iré al cine a verla.

gracias! y saludos

Juan Rodríguez Millán dijo...

Doctora, yo tenía curiosidad por ver qué había salido de este asunto, pero me quedé perplejo. Por salvar, que los actores se lo han pasado bomba seguro.

Celia, es que despierta curiosidad, sí. Pero... puf... Gracias a ti por leerme, no faltaba más...

Sonix dijo...

Pues si la veo, será por los actores y actrices que salen, porque lo que es la peli en sí y por lo que cuentas, es completamente descartable y más con la cantidad de buenos estrenos que hay ahora.
Supongo que se puede ver más como curiosidad que otra cosa.
Saludos!
(Por cierto, ¿reseñarás El atlas de las nubes? ¿O lo has hecho ya y me lo he perdido? Tengo curiosidad por saber si te habrá gustado...)

Jessica Gómez dijo...

Excelente lenco el de esta película, me fue muy divertido ver a tanta gran estrella en una comedia como esta en particular a actor británico Stephen Merchant que desde hace poco sigo por su serie Hello Ladies que es muy buena cabe mencionar.