lunes, enero 07, 2013

'Así somos', la importancia de un reparto con el que empatizar

Películas como Así somos cruzan la barrera del aprobado por encima o por abajo en función de su reparto. La historia es sencilla, humana, cálida. Una historia real, que resuena la advertencia desde el inicio de la película. Carne de telefilme de sobremesa. La diferencia la marca, decía, el reparto que dé vida a esa historia. Si genera empatía, la película puede funcionar. Si no lo consigue... Telefilme totalmente olvidable, sea cual sea el canal de distribución que logre alcanzar. Así somos se estrenó el pasado verano en Estados Unidos y se ha tomado sus seis largos meses en llegar, y de forma muy modesta, a España. Pero su reparto lo encabezanChris Pine, Elizabeth Banks, Olivia Wilde y Michelle Pfeiffer. Prueba superada. Siendo una historia sencilla, es también una película que tiene la capacidad de llegar al espectador. Eso no quiere decir que lo haga en todos los casos, porque cada espectador es un mundo, pero puede hacerlo. Y eso, sin duda, es mérito de su reparto.

En el Hollywood actual hay mucha gente que juega al despiste o, visto de otra forma, que toca palos tan distintos que es imposible ubicarles. Así somos es la primera película como director de Alex Kurtzman. Tras dar el salto desde la televisión, ha firmado como guionista y junto a Roberto Orci películas tan dispares como las olvidables La isla, Transformers y su primera secuela (las tres para el inefable Michael Bay), la alocada Cowboys & Aliens o las más interesantes Misión imposible III y Star Trek. Todas ellas son películas de gran presupuesto, de efectos especiales y de ciencia ficción. Y el desembarco de Kurtzman en la dirección es con este drama humano. Cuanto menos, curioso. Más allá de la corrección y de caer en algún tópico de montaje, poco más se puede decir de su labor. Como guionistas, son solventes. Lo han demostrado. Aunque también, mirando esos títulos de ahí arriba, da miedo lo que pueden hacer. Pero aquí funcionan.

Pero entra en juego el reparto. Chris Pine, cabeza visible de la nueva generación de Star Trek, está en un momento en el que todavía no ha demostrado ser un actor notable. Pero es indudable que se hace con sus personajes y aquí experimenta muchos vaivenes emocionales que hacen empatizar con él. Elizabeth Banks es una actriz a la que tengo bastante aprecio. Pese a haber trabajado con Oliver Stone Sam Raimi o Paul Haggis, puede que no haya sabido venderse tan bien como otras de su generación (nació en 1974). Y siempre cumple. Olivia Wilde es un caso extraño en el Hollywood actual. Es un bellezón al que no le importa bajar al mundo terrenal y hacer papeles secundarios como este. Y eso le honra. No va por el camino fácil y eso despierta mis simpatías. Y llegamos a Michelle Pfeiffer. Verla es comprender la falsedad que hay en relacionar belleza y juventud. Es lamentar que Hollywood no suela tener lugar para actrices de su edad. El conjunto, incluso sin que el niño de la historia, Michael Hall D'Addario sea especialmente carismático, basta para que Así somos sea una película agradable de ver.

No hay mucho más en esta película, pero tampoco mucho menos. Es un filme de personajes anclado en el mundo real. Sin artificios ni dobleces. Con problemas cotidianos en una situación extraordinaria. No encierra originalidad, grandes conflictos intelectuales ni profundos debates. Y eso que puede ser una de sus mejores bazas es también uno de sus grandes defectos, pues no todos los públicos aceptan estos dramas basados en hechos reales con la misma facilidad. Pero en cualquier caso el filme discurre con simpatía. Sus protagonistas apelan a una sensibilidad muy personal y humana. Los actores se creen sus personajes y hacen que el espectador se los pueda creer. No es una tarea tan fácil como pueda parecer, porque no tienen en sus manos una historia de esas más grandes que la vida en la que escudarse o en la que buscar momentos memorables. Pero convencen las lágrimas, las sonrisas, las discusiones y los gestos. Convencen los actores. Y sobre todo por eso Así somos se gana un aprobado holgado.

5 comentarios:

Celia dijo...

He mirado el armumento. y bueno a mi que si me gustan mucho las peliculas basadas en echos reales, tampoco me mata el argumento. Pero aun así por lo que tu comentas la veré, porque creo que me gustará a pesar de no ser un peliculón me gustan las películas que me hacen pensar en que haría en su situación.

Besos

Juan Rodríguez Millán dijo...

Celia, a mí más que el argumento me interesó el reparto, pero creo que la película convence. Ya me dirás qué te parece, porque da para mucho debate sobre qué harías en su situación...

juan carlos Hernandez dijo...

Realmente una peli que gusta

Celia dijo...

La acabo de terminar, me ha gustado mucho. Sobre todo las imagenes finales. Debo decir que no soy una espectadora imparcial ya que tengo un hermano al que no he conocido.

Besos y gracias por reconendarmela

Juan Rodríguez Millán dijo...

Celia, me alegro de que te haya gustado. Es bonito que las películas nos toquen una fibra personal, a mí es algo que me encanta, incluso aunque sea con recuerdos complicados como el tuyo, que desconocía, claro...