martes, julio 27, 2010

'Origen', o cómo Christopher Nolan confirma que es un genio

Lo malo de mostrar una primera chispa de genialidad, es que estás obligado a confirmar que eres un genio o, de lo contrario, la gente podría pensar que ese brillo inicial ha sido un golpe de suerte. No sé si después de lo que Christopher Nolan hizo con Batman (Batman begins, El Caballero Oscuro y una tercera tentrega odavía por hacer) alguien sintió algo parecido. Que Nolan estaba obligado, a pesar de tener ya un puñado de películas interesantes a sus espaldas, a demostrar que era un genio. Pues ya está, aquí lo hace. Origen es una película terriblemente fresca y original (lo que tiene mérito en sí mismo por la temática relacionada con los sueños que aborda, vista en innumerables ocasiones), magníficamente construida, con motivos más que suficientes para disfrutarla a nivel intelectual y a nivel visual, con un reparto maravilloso y con un final de los que permiten el debate durante horas. No, no es el final, es toda la película. Es una genialidad que desde ya mismo tiene un hueco entre los referentes cinematográficos de la década por su carácter único y rompedor, que nada tiene que ver, aunque lo pueda parecer, con otros títulos de temática similar.

Porque puede ser tentador relacionar Origen con Matrix (y algún día habrá que decir que Matrix no era en realidad para tanto -y si lo era, sus secuelas se encargaron de arruinarla- y que la película que se merecía toda la fama es una pequeña joya semiolvidada que se titula Dark City), pero no van por ahí los tiros. Lo que Nolan hace en Origen es construir un universo creíble, un guión completo en sí mismo y que pone el énfasis en las relaciones entre los personajes, en la psicología de los mismos, en sus sueños, miedos y anhelos. Y, sin embargo y al mismo tiempo, es un espectáculo visual de primer nivel, lleno de imágenes inolvidables (atención a la pelea en los pasillos del hotel, deslumbrante e imaginativa, que se mantendrá durante años como una referencia visual) y con un climax final muy extenso que hace gala de un montaje paralelo, de dos y tres escenarios simultáneos, que sólo se puede calificar de perfecto, tan perfecto como los flashbacks que incluye (sólo es discutible el primero, el arranque del filme, que es más efectista que efectivo). Si Nolan ya rueda bien, lo que hace en la sala de montaje es para provocar el aplauso más sincero.

No sería bueno desvelar mucho sobre el contenido de Origen. No porque sea una película que viva de su final o de alguna sorpresa tramposa (todo lo contrario, pues es una película coherente y precisa en todo lo que cuenta... ¿o no?, cabría preguntarse al final), sino porque tiene una asombrosa capacidad de enganchar al espectador en cada secuencia, en cada paso, en cada nivel, con cada imagen y con cada nota de su prodigiosa banda sonora (Hans Zimmer es ya, por derecho propio, el mejor compositor del Hollywood contemporáneo, capaz de mostrarse perfectamente reconocible y, al mismo tiempo, de dotar de una personalidad única a cada una de sus películas). Casi llega a las dos horas y media, pero todo se pasa en un suspiro. Y pide a gritos un segundo visionado. Y un tercero. No porque no se haya entendido, no. Nolan hace un cine inteligente y apela al debate, pero da todo lo que tiene, no se guarda nada. La lectura sólo depende del espectador, que tendrá que decidir qué piensa cuando la pantalla se quede en negro después de un tan inquietante como magnífico plano final.

Y lo bueno es que no hace falta ni siquiera tomar una decisión sobre el sueño o la resolución. La duda también puede enamorar al espectador de Origen. Tanto como el magnífico trabajo de todo su reparto. Leonardo DiCaprio mantiene ticks que asemejan demasiado todos sus papeles, pero su esfuerzo por hacer personajes intrigantes y diferentes es notable. Ken Watanabe aporta la misma sobriedad de siempre, igual que Michael Caine en su reducidísimo papel. Como Cillian Murphy, de nuevo brillante, Caine lleva camino de convertirse en un fijo en el cine de Nolan. Ellen Page cautiva, y lo hace porque ha sabido alejarse aquí de Juno. Marion Cotillard, casi sin quererlo (o eso es lo que hay que creer), se convierte en el centro psicológico de la película. Joseph Gordon-Lewitt es la revelación de la película (aunque tiene ya una larga carrera, se le vio en G.I.Joe o 500 días juntos). Y se agradece que Nolan siga rescatando rostros conocidos de los años 80, en esta ocasión con un papel para Tom Berenger (del mismo modo que hizo con Rutger Hauer en Batman begins). Todos componen un reparto brillante, creíble y muy acertado.

Origen se convierte en una película única porque es imposible clasificarla. Se mueve de maravilla en todos los terrenos y escenarios. Nada resulta artificial, nada se ve inverosímil. Salta con una precisión envidiable de Mombasa a París, de una persecución en el asfalto a una escena romántica, del más puro cine de acción a la mejor intriga psicológica, de una imagen a cámara lenta a un plano tan veloz como imposible sobre el papel. Christopher Nolan demuesrta que es un genio, sí. Y Origen que todavía es posible hacer un cine diferente, rebosante de imaginación y talento, que perdurará en el tiempo por lo que es, por lo que cuenta y por lo que representa y no por una moda pasajera. Es maravilloso entrar en una sala de cine y encontrarse con un prodigio así. Si Nolan ya había hecho que me preguntara qué demonios va a ser capaz de hacer para superar El Caballero Oscuro, y sin por ello dejar de esperar con ansia su tercera película sobre Batman, ahora ya me pregunto dónde está el límite de este director. Veré cada una de sus próximas películas con esa pregunta en la mente. Y ojalá tardemos mucho en ver ese límite.

Origen se estrena el 6 de agosto.

13 comentarios:

Leila... dijo...

Muy buena crítica!!! Llevo meses esperando verla, pero ya sabía que no decepcionaría...

En Argentina se estrena éste Jueves 29 de Julio, ya estoy contando las horas...

Siempre es un gusto leer este blog! Saludos!!

Sonix dijo...

Oh, estoy deseando verla, y más después de leer una crítica tan entusiasta por tu parte. Estoy deseando que llegue el día del estreno para poder verla, tengo un hype considerable y tu crítica es muy buena como siempre.
Además, como coincidimos bastante en gustos, confío mucho en ti en materia de pelis.
Un beso!

María dijo...

Me ha gustado mucho la crítica que haces. Me gusta la forma que tienes de escribir.

En cuanto a la peli, he visto ya algún tráiler y parece impactante. Me gusta el reparto que tiene y seguro que le doy una oportunidad.

Un beso!

CarlosXavi dijo...

¡Que ganas de catarla! Llevo semanas ansioso por ver lo último de Nolan. Para mi, sin ningún tipo de duda, el mejor director de la última década. Ya está, ya lo he dicho y no ha pasado nada.

Es que desde la maravillosa Memento este tío no ha dejado de hacer peliculones: Insomnia, Batman Begins, The Prestige(tal vez la que menos me gustó aunque es más que notable), The Dark Knight y ahora parece ser que ha vuelto todo patas arriba con Origen.

A ver que se ha inventado esta vez, sólo falta que en Batman 3 saque el spray anti-tiburones y ya será un director para la historia XD.

¡Saludos Juan!

Jo Grass dijo...

¿Por qué siempre has visto ya las pelis que tardan un siglo en estrenarse en BCN? Me acuerdo de Dark City. Estoy deseando ver Origen. Después de leerte ni te cuento.

Requetebesos

Leila... dijo...

Ayer tuve la oportunidad de verla y me encantó!!! Realmente una obra de arte!
Acá está mi crítica (obvio no es tan buena como esta, pero bueno):
http://lainteligenciamepersigue.blogspot.com/2010/07/el-origen.html

Juan Rodríguez Millán dijo...

Leila, me alegro mucho de que te gustara, me pasaré para leer tu crítica. Si está hecha con cariño, seguro que es tan buena como la que pueda hacer yo.

Sonix, cuando me dicen esas cosas siempre me da miedo que no guste lo que recomiendo, je, je, je... El caso es que salí entusiasmado, así que sólo podía escribir una crítica entusiasta...

María, muchas gracias por tus palabras, de verdad. Las valoro más todavía porque sé cuánto te gusta leer. Ya me contarás si te has animado a verla y qué te ha parecido...

CarlosXavi, yo no sé si me atrevería a decir que es el mejor director de la década (¡qué difícil es escoger entre lo bueno!), pero entre 'El Caballero Oscuro' y ésta, desde luego que se ha puesto muy, muy, muy arriba en cualquier lista...

Jo, no sabes cuánto me alegra que tú te acuerdes de 'Dark City', algún día hablaré de ella aquí... A ver qué te parece ésta. Y respondiendo a tu pregunta, pues a veces son pases de prensa, a veces son preestrenos, a veces tiro de Internet...

Sonix dijo...

Juan, no temas que no tomaré represalias. Iremos a verla el viernes, ya contaré. ;)

Key dijo...

¡Aaaah la escena de la pelea en el pasillo! ¡A ver quién supera eso!
Esta peli corre el riesgo de entrar en mi lista de favoritas desde ya.

María elsa dijo...

ESTO ES CINE.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Sonix, ya he visto que te gustó, je, je, je...

Key, ¿tú crees que lo del pasillo lo superará alguien pronto...? Porque yo sigo alucinando... Corremos el mismo riesgo.

María Elsa, estoy totalmente de acuerdo contigo.

Key dijo...

Lo dudo mucho, la verdad... me imagino que lo harían con un escenario enorme en forma de pasillo dando vueltas físicamente o algo así... y así les quedó. Qué rodaje más chungo xD

VAN dijo...

La he visto hoy y me ha encantado! Como bien dices Nolan es un genio cuya imaginación me parece desbordante...