jueves, julio 01, 2010

50 años de 'Psicosis'

El 16 de junio de 1960, Nueva York acogió la premiere de Psicosis. El estreno oficial se produjo en el Reino Unido el 4 de agosto y en Estados Unidos el día 10 de ese mes. Se cumplen, por tanto, 50 años de Psicosis. 50 años de una de las películas más hipnóticas, transgresoras, aterradoras y brillantes de todos los tiempos. 50 años de una de las mejores películas del maestro del suspense, Alfred Hitchcock. Quizá todavía quede alguien que no la haya visto. Serán muchos menos los que no conozcan su escena más famosa. Quizá. Qué gran oportunidad para recuperarla y, en el caso de esas personas que aún no lo han hecho, descubrirla. Es una de esas joyas inmortales, un auténtico icono, y eso que nació para ser una película de bajo presupuesto y sin demasiadas pretensiones.

Alfred Hitchcock estaba en la cima. Venía de triunfar con dos de sus mejores películas: Con la muerte en los talones y Vértigo. Y fue con Psicosis cuando llevó al extremo su apelativo de mago del suspense. Porque suspense hay en toda la filmografía del maestro, pero aquí hizo del suspense un elemento de puro arte, ya desde la primera secuencia. Incluso en la publicidad. "Por favor, no revele el final. No dispongo de otro", rezaba uno de los carteles del filme. "Nadie... absolutamente nadie... podrá entrar a la sala después de que el pase haya comenzado", decía otro. El rodaje se llevó a cabo en el más absoluto de los secretos. Normal, teniendo en cuenta las sorpresas que tenía reservadas Hitchcock. Janet Leigh ya era una estrella, Anthony Perkins se convirtió en leyenda con este filme, aunque el resto de su carrera no estuviera a la altura. Queda para la Historia su portentosa banda sonora, opresiva y tensa haste límites insospechados. Su fotografía en blanco y negro, hermosa y aterradora. Su mítico Motel Bates, imitado hasta la saciedad. Su protagonista, Norman Bates, que apareció en tres secuelas.

Y, sí, la escena de la ducha. Sobre ella, y sin revelar nada más por si acaso, hay una anécdota que no me resisto a contar. Mejor dicho, a citarla del libro Cien bandas sonoras en la Historia del cine, de Roberto Cueto. "Según contaba Bernard Herrmann, Alfred Hitchcock no quedó muy satisfecho con Psicosis después de haberla rodado, y pensó en la posibilidad de no estrenarla en los cines, sino en reducirla a una hora de duración e incluirla en su serie televisiva Alfred Hitchcock Presenta. Recordaba Herrmann: 'Le dije '¿Por qué no te vas de vacaciones de Navidad y mientras yo compongo y grabo la música y a la vuelta lo piensas mejor'. 'Bueno', contestó, 'haz lo que quieras pero sólo te pido una cosa: no compongas nada para la escena de la ducha. Debe ir sin música'. Como es bien sabido, Herrmann no hizo caso de esta última recomendación".

¡Qué grande es la magia del cine!

7 comentarios:

Jo Grass dijo...

Pues no se´si será cierto pero en un viejo documental sobre Saul Bass, el mago del cartelismo y los títulos de crédito más alucinantes de la historia, él mismo cuenta que hizo el story board de la secuencia de la ducha , y una vez en el plató, cuando se disponían a rodarla con el gran y orondo maestro sentado en su silla de director, le espetó: ¡vamos, usted ya sabe lo que debe hacer! Y fue Saul Bass quien finalmente la rodó.

No es para chafarte la entrada ni quitarle el mérito al mago del suspense, de quien tanto he aprendido de cine, pero por justicia poética hemos de conceder algo de mérito a Saul Bass, jajaja

Juan, de momento me funciona. Inexplicablemente y después de dos días he conseguido conectarme a blogger de nuevo.
Un besote inmenso. Gracias por tu inestimable ayuda.
Mua

Leila... dijo...

Ay, Hitchcock fue el mejor. "Psicosis" es otra huella importante en la historia del cine, indeleble. Está entre las mejores películas jamás hechas... Y Hitch, obvio, es el más grande

Linda nota, me gustó mucho

C.C.Buxter dijo...

Quizá lo mejor que puede decirse de Hitchcok y sus películas es que, aunque son "de suspense", se disfrutan igualmente aunque uno ya sepa cuál es el final. Yo vi "Psicosis" sabiendo todo lo que iba a pasar y me gustó de todas formas; eso sí, ¿cómo habría sido verla sin saber absolutamente nada de ella?

Respecto a la anécdota de la escena de la música, la historia del cine está llena de cosas como esa. Fíjate en "Casablanca", con un guión echo a trozos por varias personas, reelaborado constantemente, y que da como resultado una de las mejores películas de la historia...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Jo, cómo me encantan las leyendas del viejo Hollywood... De ésta he leído muchos desmentidos. Nada de chafarme la entrada por contarla, je, je, je...

Leila, no sé si Hitchcock era el más grande, pero desde luego en lo suyo sí. No por nada se le llamaba el mago del suspense, ¿no...?

C.C.Buxter, totalmente de acuerdo. No me gusta que el valor de la película resida en una "sorpresa", porque una vez vista se acabó el valor de la película. Hitch tenía sorpresas, y 'Psicosis' es seguramente el mejor ejemplo de ello, pero sus películas eran mucho más que eso.

Jo Grass dijo...

Juan, me parece que no es una leyenda. Lo contaba el propio Saul Bass en un documental.
Besos, a ver si me pongo al día con las entradas y escribo algo esta noche.
Mua

Juan Rodríguez Millán dijo...

Jo, digo lo de "leyenda" en todo cariñoso, claro, je, je... Tienes razón, él siempre ha defendido que esa escena era suya, pero varios testimonios de otras personas que trabajaron en la película dicen que no. Que cada cual se quede con la versión que más le guste...

Jo Grass dijo...

Ay, ay, esos egos de artista!!! Todos queriéndose poner las medallas para la posteridad, jajaja