miércoles, noviembre 06, 2013

'Cuerpos especiales', fallida y sin gracia

La boda de mi mejor amiga fue la anterior película de Paul Feig como director. Quizá eso pueda indicar a mucha gente el tipo de amor que ofrece Cuerpos especiales. Sin embargo, también es necesario advertir de que esta buddy movie femenina con Sandra Bullock y de nuevo Melissa McCarthy como protagonistas no da la impresión de que vaya a alcanzar un nivel de fama parecido al de La boda de mi mejor amiga. Su gran problema es que pasa por ser una comedia y, en realidad, apenas hace gracia. Algún pequeño detalle, sí, pero eso no salva un filme de 117 minutos, fallido y sumamente intrascendente incluso dentro del género al que quiere representar gracias a un guión que no sabe aprovechar las tampoco demasiadas ocasiones en las que podría haberse convertido en algo más gamberro y disfrutable, y que acaba siendo una película sumamente predecible que sólo disfrutarán los fans de las dos actrices protagonistas.

Por supuesto, la apreciación que cada espectador tenga de ellas, de Sandra Bullock y de Melissa McCarthy, condicionará bastante el juicio personal sobre la película. El que esto suscribe no siente especial pasión por ninguna de las dos (aunque después de ver Cuerpos especiales procede admirar aún más el portentoso trabajo de Bullock en Gravity), por lo que falta un punto de entusiasmo que seguramente es necesario para encontrar algo más en esta película. La química entre ambas no es demasiado visible porque el guión de Katie Dipold apuesta por el antagonismo más sencillo e inverosímil. Los dos personajes protagonistas chocan absolutamente en todo (incluso en el físico) y se convierten en estereotipos imposibles que, por muchas cosas que sucedan en las dos horas de película, no puede ser tan fácil que encuentren el inevitable punto de encuentro.

Obviamente, estamos ante una buddy movie, y es cierto que no hay demasiados títulos de este subgénero con una pareja protagonista femenina, pero ese detalle, por muy agradecido que pueda ser en un guión, no hace que el resultado final sea mejor. Parte de sus premisas habituales para confrontar a los dos personajes pero esquiva el toque realista que hace funcionar a las mejores películas de este estilo. Opuestos sí, pero no caricaturas que, además, se convierten en roles demasiado repetitivos. El punto de inflexión de la trama, la escena en el bar, no termina de hilar satisfactoriamente sus dos partes, la del enfrentamiento abierto entre las formas de trabajar de la agente del FBI neoyorquina que interpreta Bullock y la agente de Policía de Boston a la que da vida McCarthy y la de la reconciliación absoluta de sus formas de ser y ver las cosas desde sus notables diferencias.

Pero el gran problema que tiene Cuerpos especiales es que, por desgracia, no es divertida. Quiere serlo, lo intenta, se nota lo que quiere explorar para serlo, pero no lo consigue prácticamente en ningún momento. No es una exageración decir que la escena más divertida es el epílogo de la película con el gato, y para entonces es bastante probable que el espectador haya renunciado a conectar con la propuesta. Y además la historia es sumamente endeble, poniendo a McCarthy en una situación de repetición casi constante y a Bullock en un escenario que está bastante lejos de dominar, aunque ya haya hecho comedias como Miss agente especial. Quizá por ahí, pensando en ese precedente de Bullock o en el buen recuerdo que tengan algunos espectadores de La boda de mi mejor amiga, se le pueda encontrar la gracia a la película, porque de otro modo se antoja francamente difícil.

4 comentarios:

Doctora dijo...

Me gustó mucho "La boda de mi mejor amiga", pero no creo que Melissa McCarthy fuese de lo mejor de la peli. Comprendo que a mucha gente le hiciese mucha gracia, tiene sus puntos (aunque la nominación al Oscar me pareció exageradísima) pero creo que es una tía que hace más gracia en pequeñas dosis.

Ahora está muy de moda, protagonizando pelis y con éxito (creo que ésta ha ido muy bien en EEUU, aquí no está ni entre las 10 más taquilleras), pero siempre hace el mismo personaje y creo que más pronto que tarde volverá a un rol más secundario, o a una serie de tv.

Celia dijo...

No la he visto pero me dio la sensación de que iba como dice Doctora a ser otro papel muy parecido a los anteriores de Melissa.
Aunque reconozco que en La boda de mi mejor amiga, me reí mucho con ella. sobre todo en las escenas del avión.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Doctora, ese regreso a un rol más secundario suele pasar con actores/actrices así. Por mí, cuanto antes mejor...

Celia, lo malo es encasillarse en el mismo papel siempre. Ganas pasta, pero progresas poco...

Paola Monter Uribe dijo...

Esta película simplemente me ha encantado, pues Gene Stupnitsky y Lee Eisenberg hicieron un excelente trabajo como guionistas al igual que en la serie de HBO: Hello Ladies, la cual es mi favorita, pues la historia es genial, se las recomiendo seguro les encantará.