sábado, octubre 13, 2007

'El orfanato': sí, pero no

Sí, pero no. Esa es la conclusión que saqué de El orfanato. Sí, porque me lo pasé en grande en las dos horas que dura la película. Fui a ver una película de terror y viví terror en muchas escenas, algo que hacía mucho tiempo que ningún filme conseguía provocarme en una sala de cine. Sí, porque es un relato elegante, bien contado, bien llevado, con una puesta en escena brillante, sin caer en innecesarios momentos gore (bueno, tiene uno y no dejo de preguntarme si forma parte del imaginario del director, Juan Antonio Bayona, o si es un intento de complacer al productor, Guillermo del Toro), porque tiene un atractivo visual innegable y porque es un hábil producto de género. Sí, porque está bien interpretada y dirigida. En general, sí.
-
Pero no porque algo falla. No porque es una película demasiado influenciada por montones de películas anteriores, construida sobre esquemas que sabemos que no fallan en la taquilla. Es imposible ver El orfanato y no acordarse de Los otros por la temática, por la atmósfera, por la música e incluso por el papel protagonista, que no es sino una madre capaz de hacer lo imposible por proteger a sus hijos (Belén Rueda, esa actriz a la que primero se vilipendió antes de ver Mar adentro y luego se encumbró de forma desmedida, hace un buen trabajo, por cierto, porque es una buena profesional). Pero hay otras muchas referencias. Hay una escena casi calcada de Poltergeist y otras muchas sacadas de cualquier película de casas encantadas, en especial el clásico La mansión encantada, de Robert Wise (esa que tuvo un horripilante remake que se bautizó aquí en España como La guarida).
-
No porque hay muchas trampas en la película. Hay trampas visuales que no voy a revelar para no destripar a nadie la película (sabéis lo mucho que odio que eso se haga de forma pública y sin avisar). Hay personajes, historias paralelas, que quedan sin explicación y que aparecen sin tener demasiado sentido en la historia de fondo que se intuye. No, definitivamente algo falla, aunque a veces es realmente difícil explicar de qué se trata. Y es difícil porque, insisto, durante las dos horas que estuve sentado en la butaca, me lo pasé en grande. No hay sustitos, hay terror. Son dos cosas distintas. El orfanato prometía terror y ofrece terror. Esa es su mayor virtud, que es una película honesta, al margen de los defectos que pueda tener.
-
Eso convierte a este título en una dignísima película de género, muy bien hecha y muy entretenida. Pero volvemos al problema de siempre. En España tenemos la absurda costumbre de buscar siete u ocho obras maestras todos los años, cuando hay muchos en los que no se llega a ver ni una sola. El orfanato, antes incluso de ser estrenada, ya era una obra maestra, ya había sido seleccionada para representar a España en los Oscar y ya había vendido sus derechos para hacer un remake nortemaericano. Esta película no morirá por este éxito medianamente artificial porque merece la pena y seguro que la gente acudirá a verla, pero es una pena que el márketing le gane la partida al cine. Porque, al final, del márketing nos olvidaremos todos, pero la película perdurará para siempre.

4 comentarios:

Niña dijo...

Pues mira. A medida que iba leyendo tu post iba pensando: si, señor..eso es lo que pienso yo. Yo cuando salí de la peli dije: sí pero no.

Sí me gustó porque consigue tenerte en tensión en muchos momentos de la película. Y algún sustillo te metes....y eso me gustó.

Pero cuando la estaba viendo pensaba: pero si es practicamente igual que a la de "Los otros". Demasiado parecida y demasiadas cosas en común que tampoco entraré en detalles para no "fastidiar" la película a los que no la han visto.

Muy buena crítica la tuya.

Totalmente de acuerdo.

PD: gracias por tu comentario en mi Blog. Besos

Mara dijo...

Esta sí la he vistooooo! jajaja la vi el jueves en el estreno y yo, la verdad, es que también me lo pasé en grande. Disfruté como una enana pasando miedo, escondiéndome en la butaca, incluso gritando porque yo creo que sí que había sustitos de vez en cuando jejeje Me encantó, pero como tu dices hay algunos cabos sueltos y también me acordé de otras películas como Poltergeist (se escribe así) cuando la veía. Eso sí, Belén Rueda me encantó. Y el final, maravilloso. Pero digo una cosa, si yo hubiera sido Belén, hubiera hecho las cosas de forma diferente jejeje
Besitos Juan, gran post.

marmota dijo...

Sí, estoy muy de acuerdo.

SPOILER SPOILER
Por poner un ejemplo: ¿qué pasa, que nadie se enteró de que todos los niños morían en extrañas circunstancias? No sé, no sé...

De todas formas, eso no me llamó la atención hasta que la terminé de vez, porque mientras la veia pasé tanto miedo que no podía pensar en nada más! :)

Angie dijo...

a mi tambien me quedó algun cabo suelto, pero me parece una peli estupenda. Conmigo consiguió lo pretendido: entretenerme muuuucho, engancharme a la historia y hacerme saltar de la butaca con cada susto!

Volveré a pasearme por tus blogs con algo más de tiempo. Saludos.Angie.