sábado, mayo 17, 2008

La sabiduría de Spielberg

Leer las explicaciones de Steven Spielberg siempre es una delicia. Por mucho que algunos disfruten machacando todo lo que hace y todo lo que dice (ya hay quien se ha empeñado en censurar Indiana Jones y el Reino de la calavera de cristal, incluso sin haberla visto, por supuesto...), es un hombre de cine, que sabe de cine y que vive el cine. Y sus palabras son grandes enseñanzas para aquel que las quiera aprovechar. Leo la entrevista que publica hoy El País con motivo del estreno ya la próxima semana (¡qué ganas!) de la cuarta entrega de Indiana Jones y saco muchas conclusiones. Pero sobre todo una.
-
Le pregunta Rocío Ayuso por ese crítica tan recurrente a Spielberg y otros directores de su generación de haber destruído el cine de autor y abierto la puerta al cine de palomitas, algo profundamente negativo para los detractores de esta generación que recoluvionó Hollywood a finales de los años 70. Spielberg se ríe y después responde. "No despreciaría a estas películas. Mientras haya sitio para todo tipo de cine, no veo ningún problema. Hay que acostumbrarse a hablar de un género, el de superhéroes, que en ocasiones hace malas películas y en otras muy buenas", contesta el director norteamericano.
-
Llevo tiempo dándole vueltas a esta cuestión. Cuando se estrena una película con un héroe o superhéroe de fantasía, la crítica seria se lanza al cuello de sus autores. Desprecian géneros enteros por la forma que adoptan. Pero no se paran a ver el fondo. Como en cualquier otro mundo, todo género da obras muy buenas, obras decentes y obras muy malas. Pero no se encontrará un crítico serio (perdón por la insistencia en ese término) que confiese haber disfrutado con Indiana Jones, que no dejará de ser para ellos un título menor en la filmografía de Spielberg, con Spider-Man o, por citar una película en cartel, con Iron Man. Que no reconocerá Regreso al futuro como un pequeño clásico de los años 80. Que no verá el carácter visionario de una película como Inteligencia Artificial porque no la firma Kubrick y no se rodó en los años 70.
-
Ese desprecio es hoy muy acusado en las adaptaciones de cómic o dibujos animados, pero, en realidad, afecta a casi todo el cine fantástico, de aventuras y de ciencia ficción. Parece que algunos sólo saben encontrar cine que merezca la pena en el drama. Un superhéroe nunca les dará para mucho, pero un policía sí. Un arqueólogo aventurero jamás se podrá comparar en su mente a un magnate y su biografía. Una epopeya futurística nunca merecerá la misma categoría que una histórica. Y el caso es que me parece una concepción un poco triste del cine. Delimitar tanto el terreno en el que uno puede encontrar películas apreciables supone perderse mucho cine. A mí me entusiasma el Spielberg de La lista de Schindler o Munich tanto como el Spielberg de E.T. o Minority report. Porque cuando hay un genio detrás de la cámara, no hay película que no pueda convertir en una dignísima obra de arte. Y Spielberg, digan lo que digan, es un genio.

4 comentarios:

C.C.Buxter dijo...

Te contaré una anécdota. Un amigo mío, periodista, hizo en la universidad una asignatura de libre elección dedicada al cine, por lo que fue a una clase con gente que estudia para hacer cine en el futuro. Pues bien, tenían que ir a ver una película, y él propuso una: poco menos que se rieron en su cara. ¿Una peli de Hollywood? Mon dieu... si no es "cine de autor", "cine independiente", "cine de culto" es que no vale un duro. Hollywood, jaja, menuda broma. Bueno: el director de la película era Clint Eastwood, y la película en cuestión "Million dollar baby". Si a quienes estudian cine tienen tantos prejuicios como para ni siquiera ir a ver una de las últimas obras maestras del cine, ¿qué se puede esperar de su trabajo profesional en el futuro?

A mí me ponen de los nervios esos pretendidos cinéfilos que antes de una ver una película miran a ver si tiene el certificado DOGMA. Tan pueblerino es no ver una película porque es, pongamos, búlgara, que verla sólo por ese motivo. La misma estrechez de miras tiene quien no ve películas en blanco y negro que quien sólo ve películas en las que, en total, hay dos minutos de diálogos. ¿Porque siempre hay gente que se autolimita a la hora de disfrutar la cultura?

Spielberg, como dices, es uno de los pocos genios vivos, y nunca le perdonarán su éxito. Incluso en películas sin pretensiones, como "Tiburón" o "Parque Jurásico", hay un derroche de facultades cinematográficas (y si no, que alguien compare la primera entrega de "Jurassic Park" con las siguientes y notará la diferencia). Además, conoce perfectamente el cine clásico; te invito a ver "Gunga Din", y seguro que te llevas la misma sorpresa que yo al ver cierta escena muy similar a otra de Indiana Jones...

Acabo ya, que más que un comentario me ha salido una entrada: ya digo que me ponen de los nervios.

PD: Para mí "Regreso al futuro" sí es un clásico (aunque su visión del 2015 no ha sido muy acertada que digamos). Igual que "Atrapado en el tiempo" ;-)

Argan dijo...

Es una tontería pretender ver obras maestras donde quieres verlas. Y en la misma línea, evitar nombrarlas cuando brillan por si solas.

El buen cine no entiende de géneros. Y esto ha sido así siempre. (y si no, solo hay que echar un vistazo a la televisión americana como ejemplo de esto. Las magnificas series actuales, nada tienen que ver en generos unas con otras. Lo mismo ocurre en cine).

Es de tontos ponerse fronteras donde no las hay.

Y sí, Spielberg es un genio. Totalmente de acuerdo contigo en la entrada Juan y con todo tu comentario c.c.buxter.

PAblo dijo...

Yo creo que este posicionamiento intelectualoide se produce sólo desde hace unas pocas décadas y sólo a raíz del más profundo desconocimiento o la más sucia envidia.

En buena medida viene porque hay críticos que por edad no conectan con los gustos de los más jóvenes y denigran aquello que no conocen.
En ocasiones los críticos confunden su propio gusto subjetivo con la realidad objetiva que pretenden analizar y les nubla la razón.
Por otro lado, la acusación que comentas sobre la destrucción del cine de autor es un poco engañosa. Probablemente el cine de autor ya se había autodestruido hacia algún tiempo antes de la irrupción de Spielberg.

Impacientes Saludos

Angie dijo...

Esto de aceurdo contigo, Juan. Spielberg es un GENIO!