martes, abril 10, 2012

Antes de 'Los Vengadores'...

Hay que retroceder hasta los años 60 del siglo pasado para conocer el origen de los superhéroes de Marvel Comics. Uno de los aspectos más novedosos que introdujeron, además de ser personajes realistas con problemas con los que se pudieran identificar los lectores (más allá, obviamente, del toque fantástico que sus superpoderes daban a las historias), fue el concepto de universo. Todos estos personajes vivían en el mismo universo, interactuaban, sus vidas y sus aventuras se cruzaban con naturalidad en las diferentes colecciones. Lo que hoy parece tan evidente y cotidiano, en los años 60 era un terreno inexplorado y novedoso. Las películas que llevamos viendo desde 2008 y que ahora confluirán en Los Vengadores, de Joss Whedon, han heredado ese mismo concepto. Y eso, al margen de la mayor o menor calidad de las películas (que a mí me parece notable), es un concepto que está ayudando a escribir la historia de las superproducciones hollywoodienses de nuestros días, porque nadie hasta ahora lo había hecho. Son cinco los títulos que merece la pena ver antes de afrontar la reunión de sus personajes en Los Vengadores.
· Iron Man (2008)
Robert Downey Jr. es el perfecto Tony Stark. Socarrón, aventurero, cínico y atractivo. Jon Favreau, director de esta película inaugural del Universo Marvel cinematográfico, supo sacar todo el jugo a una interpretación logradísima y que ya forma parte de los cánones del personaje por derecho propio. Iron Man se convirtió en un magnífico espectáculo superheroíco, apto para todos los públicos, incluso para los que no conozcan el cómic, gracias al carisma de su protagonista, una buena historia, una lograda atmósfera y unos espléndidos efectos visuales que nunca se superponen a la historia. Del resto se encarga el actor protagonista. Quizá el punto menos positivo de la película es el que sufren todas las películas de estas características, que siempre optan por contar el origen del personaje y eso lastra la narración en algunos momentos. Pero es tan entretenida que, al final, ni se nota.
· El increíble Hulk (2008)
Aunque Hulk (2003) es una película apreciada en algunos sectores, Ang Lee fracasó al llevar a la vida al personaje. A la hora de retomar la historia, El increíble Hulk se planteó desde el inicio con la intención de que el gigante verde tuviera una adaptación digna en la gran pantalla. Y se consiguió. Louis Leterrier no es precisamente un artesano, pero supo insuflar vida a un efecto digital con la ayuda de un muy buen trabajo de Edward Norton (será el gran ausente de Los Vengadores, sustituido por Mark Ruffalo a causa de eso que llaman en Hollywood diferencias creativas) y encajarlo en una historia atractiva y conseguida. La clara apuesta por la acción, sin dejar de lado en todo caso los aspectos más humanos de Hulk, fue un acierto. La lucha final entre Hulk y Abominación fue un más que digno colofón a una película que, quizá siendo la más floja y la más desconectada de todas las que confluyen en Los Vengadores, rozó el notable.
· Iron Man 2 (2010)
Jon Favreau repitió en la dirección de la secuela de Iron Man. Por un lado, acertó al proponer más espectáculo, ya libre de las ataduras inherentes a la narración del origen del personaje. Por otro, falló en la elección de los villanos. El principal, Mickey Rourke no termina de ser un enemigo convincente ni ofrece un clímax lo suficientemente espectacular. Con poco metraje, la inclusión de Scarlett Johansson como la Viuda Negra pareció más una introducción a Los Vengadores que una necesidad narrativa. Pero Robert Downey Jr. sigue siendo el mayor acierto de cásting de las películas Marvel y se echa la película a sus espaldas en todo momento. El resultado, en cualquier caso, es de nuevo un entretenidísimo espectáculo, quizá levemente por debajo del original. En el crecimiento del universo Marvel que ofrece se agradece la inclusión de Máquina de Guerra y detalles sobre el padre de Tony Stark, que después jugaría un papel importante en Capitán América. Por si alguien lo dudaba, era la prueba de que Los Vengadores estaba sobre la mesa.
· Thor (2011)
De estas cinco películas, Thor es quizá la que merece el juicio más ambiguo. Es, probablemente, la que más mimbres tenía para ser una gran película que trascendiera el género de superhéroes, pero Kenneth Branagh sólo consigue dar los pasos necesarios en el primer tercio de la película, el que se desarrolla en los mundos mágicos de los dioses de Asgard. Chrish Hemsworth, sin demostrar grandes dotes como actor, es un gran acierto de casting para dar vida a Thor, al igual que Anthony Hopkins y Tom Hiddleston (que volverá en Los Vengadores) en los papeles de Odín y Loki. Branagh falla en muchos momentos del camino del héroe en la Tierra, con la inclusión de una anodina Natalie Portman y un duelo final contra el Destructor que resultó algo pobre. Al resto de la película le faltó la espectacularidad de aquellas primeras escenas ymontaje final muestra un extraño ritmo que sitúa el pico climático al comienzo y no al final. La recreación de Asgard es notable y también la breve introducción de Ojo de Halcón.
· Capitán América (2011)
Chris Evans ya había sido la Antorcha Humana en las películas de Los 4 Fantásticos y eso suscitó dudas sobre su capacidad de interpretar a Steve Rogers, el más patriótico de los superhéroes. Pero lo consiguió, ayudado por unos fantásticos efectos visuales que hicieron creíble su transformación de tipo enclenque a supersoldado. Joe Johnston elaboró un magnífico espectáculo, entretenido en todo momento, con una ambientación de época formidable y un innegable tono aventurero, además de notables escenas de acción. Hugo Weaving, en un espléndido reparto de secundarios, es un Cráneo Rojo de categoría. Como Thor, que fuera en 3D supuso un añadido innecesario. Si hay una película necesaria antes de ver Los Vengadores, esa es sin duda Capitán América. Que su subtítulo sea El primer Vengador es la pista más clara. Su metraje está lleno de referencias a este Universo Marvel que se viene construyendo desde 2008.
· El Universo Marvel
Hay dos elementos que han servido para crear ese concepto de universo también en el cine. El primero, las escenas que sirven como epílogo a todas estas películas, y que tienen como protagonista a Nick Fury, interpretado por Samuel L. Jackson. En ellas se han ido introduciendo vínculos y motivos argumentales de cara a Los Vengadores, desde la que abrió la puerta a todo este universo en Iron Man (en la que da la sensación de que no estaba del todo claro cómo iba a hacerse Los Vengadores) hasta la de Capitán América, que añadía, de hecho, el primer trailer de la película que dirige Joss Whedon. El segundo son los cameos de Stan Lee, el padre del Universo Marvel en el cómic. Este detalle no es exclusivo de las películas que desembocan en Los Vengadores (también aparece en las películas de otros de los personajes que creó, como Spider-Man Los 4 Fantásticos o X-Men), pero ayuda a darle esa mayor cohesión desde el punto de vista del aficionado, que no narrativamente puesto que siempre interpreta a personajes diferentes.

6 comentarios:

José Vte. dijo...

Me ha encantado esta reseña de los vengadores. No había caido en las referencias y cameos en las distintas películas que citas, pero es verdad.
Yo soy un gran admirador de las películas de superheroes, ya desde niño con lo tebeos aquellos en blanco y negro de Spiderman, La Masa, etc.
En general me gustan todas, aunque es verdad que Thor me decepcionó mucho, me esperaba algo más. La aventura en la tierra es muy pobre. El Capitan América coincido bastante con tu apreciación.

Me gustará ver esta nueva película, como bien dices parece que se lleva fraguando desde hace mucho tiempo. Esperemos.

Un abrazo

Doctora dijo...

Aunque sólo sea por las escenas en el desierto me gustó bastante más la primera peli de Hulk que la segunda y opino que la secuela de Iron Man está muy, muy, muy por debajo de la primera parte (que de todas las de la lista es la única que me convenció realmente como película).
Ni "Thor", ni mucho menos "El Capitán América" me gustaron, así que espero de verdad que "Los Vengadores" tenga más del primer filme de Iron Man que de estas dos.
De momento el trailer con Scarlett Johansson en plan Bruce Lee no me da ánimos...

Jo Grass dijo...

Pues, yo tengo unas ganas enormes de ver estos vengadores.
Robert Downey Jr, es un buen Iron Man. Me pregunto si Scarlett será merecedora de Viuda Negra. El marido de la Pataky tiene la imagen perfecta para Thor pero no me convenció su acting, en cambio si disfruté de la transformación de Capitán América. Hulk casi no la recuerdo, quizás porque de todos los personajes originales del cómic es el que menos captó mi atención.
Qué bien que los hayas compilado en este post.
Besotes

Juan Rodríguez Millán dijo...

José Vicente, muchas gracias. Esos tebeos hoy valen su peso en oro, ya me gustaría a mí tener un tesoro así... A mí es que de Thor me gustó mucho la primera mitad, pero de estas cinco me quedo con Iron Man y Capitán América. Ahora, también te digo que Los Vengadores lo supera todo... En unos días cuelgo la crítica, que ya he tenido la enorme suerte de verla...

Doctora, también te reconozco que miro estas películas con buenos ojos y encontrando siempre lo mejor que tienen. Cariño a los personajes y a una afición como la del cómic, supongo. Es verdad que en Capitán América no coincidimos, pero en Iron Man sí. Los Vengadores es distinta... pero para mí mejor que las cinco juntas, ahí lo dejo...

Jo, la verdad es que uno de los grandes aciertos de estas películas es el casting. Y con Robert Downey Jr. lo clavaron... Y habiéndola visto ya, yo tengo unas ganas enormes de volver a ver Los Vengadores, no te digo más, je, je, je...

José Vte. dijo...

jejeje, ya me contarás como lo haces para poder ver las películas tan pronto. Supongo que será en pases para la prensa.

Un abrazo

El Kritikón dijo...

La película de Thor va antes que la de Iron Man 2. En esta última, después de los créditos, aparece la escena donde encuentran el martillo de Thor en México