viernes, mayo 08, 2009

Tres posibles ¿y esperados? regresos

Se dice con mucha frecuencia que Hollywood sufre una alarmante sequía de ideas y que eso es lo que provoca el regreso una y otra vez a títulos de gran éxito en el pasado. No estoy del todo de acuerdo con esa afirmación, creo por un lado que antes como ahora se hacía buen y mal cine y por otro lado que muchos universos cinematográficos son tan interesantes que sí merece la pena regresar a ellos, sea en forma de secuela, precuela, remake o lo que ahora se ha puesto de moda llamar reinterpretación. En cualquier caso, estas tres noticias alimentarán las teorías en uno u otro sentido...

Alien podría contar con una nueva secuela. Tras cuatro películas sobre este bicho asesino del espacio (la primera, una obra maestra de ciencia-ficción y terror; la segunda, Aliens: el regreso, un portento de cine de acción; la tercera, Alien III, un noble e infravolarado de continuar la saga con dignidad; la cuarta, Alien resurrección, un fiasco sin paliativos que supuso la muerte de la franquicia) y dos mezcladas con otra de las franquicias de ciencia ficción de la Fox, Depredador, se busca reflorar una serie que nació nada menos que en la década de los 70. ¿Y quién mejor para hacerlo que el hombre que la inició? La Fox quiere que Ridley Scott dirija la nueva película, que sería una especie de precuela que narraría los eventos previos a las peripecias que vimos a bordo del Nostromo en el filme original.

Ni siquiera con la mención de Ridley Scott puedo decir que el proyecto me ilusiona. Y más después de los tres últimos fiascos en este universo. La Fox quiere ahora desvelar los misterios de aquel Jinete Espacial que aparecía en Alien con un agujero en su pecho, el que nos daba las primeras pistas de lo que iba a ser el bicho que nos esperaba. Nadie sabía quién era, de dónde procedía o cuáles eran sus intenciones. Y no sé si quiero saberlo. El misterio era buena parte del encanto de aquella criatura. Quizá esta película sólo podría ser útil a la saga si fuera valiente hasta el extremo: nada de seres humanos en todo el metraje y, a ser posible, ni una sola palabra en un idioma inteligible. Si Mel Gibson nos puede llevar a culturas antiguas sólo con la lengua (La pasión, Apocalypto), ¿por qué no podría hacerse lo mismo con culturas alienígenas? Eso sí podría merece la pena. Otra cosa me daría el mismo pánico que eso que llamaron Alien resurrección.

Robert Zemeckis se está planteando volver al universo de Roger Rabbit. La película forma parte de la historia del cine por ser una prodigiosa mezcla de imagen real y dibujos animados. Nunca antes se había visto algo a esta escala (aunque Disney hizo intentos décadas antes como Mary Poppins o Los tres caballeros) y el resultado fue sencillamente magnífico. La película se hizo hace veinte años y todavía hoy uno se pregunta cómo fueron capaces de conseguir ciertas escenas. Y no sólo merece la pena por el prodigio técnico que supuso. ¿Quién engañó a Roger Rabbit? es una película espléndida, con un ritmo trepidante, con muy buenos gags, con fantasticas interpretaciones y diálogos imponentes (inolvidable cuando la voluptuosa Jessica Rabbit dice: "no soy mala, es que me han dibujado así"; imprescindible escuchar a la femme fatale Kathleen Turner en la versión original).
-
¿Merece la pena volver a ver el mundo de los dibus? Sí, sí y mil veces sí. Pero siempre y cuando la historia merezca la pena. El asombro tecnológico no puede ser el mismo ahora que el producido hace dos décadas. El cine nos ha enseñado ya tantos avances visuales que será difícil que un Roger Rabbit II nos muestre algo que nos deje con la boca abierta. Así que lo importante es que el guión no deje un poso de decepción. El universo es interesante y divertido, los personajes memorables, los guiños al cine negro más clásica inagotables y el talento de quienes formaron el equipo que hizo la película original suficiente como para ofrecer una secuela digna y al menos al mismo nivel que aquella. Lo malo es que es bastante probable que esta será una película muy costosa de hacer, con lo que, dado que Zemeckis está empezando a desarrollar el proyecto, tardaremos mucho en verla...

Hace 20 años que no sabemos nada de ellos, pero los rumores sobre su vuelta han sido contantes en estas dos décadas. Y ahora parece que sí, que los Cazafantasmas pueden volver, después de protagonizar dos películas muy lejanas en el tiempo, con Bill Murray, Dan Aykroid y Harold Ramis (del cuarto cazafantasmas, el negro, Ernie Hudson, se olvidaban hasta el cartel de la primera película). Ya lo han hecho en forma de videojuego, y ahora es posible que se les vea de nuevo en la gran pantalla. El proyecto, que ya tiene luz verde, se basará en mostrarnos el relevo generacional. Los Cazafantasmas originales estarán en la película pero, obviamente, son ya demasiado mayores para llevar reactores nucleares a sus espaldas para salvar el mundo de cualquier tirano ultraterrenal que quiera hacer acto de presencia en nuestro mundo. Y lo que se espera es contar con un nuevo equipo, joven y plagado de mujeres. No hay nombres definitivos pero uno de los rumores apunta a Eliza Dukshu (ha trabajado con Joss Whedon en la serie de Buffy y ahora es la protagonista de Dollhouse)

Me da miedo el concepto que se maneja. Cazafantamas es una de las comedias fantásticas más divertidas de aquella década mágica que fueron los 80. Sustituir ese planteamiento por un grupo de chicas estupendas en monos ajustados y escotados no creo que sea una buena forma de seguir con la historia de los Cazafantasmas. Y me da que eso es lo que se busca. Hoy las heroínas de ficción tienen que ser más floreros que personajes interesantes., lo que degenera en subproductos y películas lamentables. Las adaptaciones de cómic han padecido este mal cada vez que han querido colocar a una mujer como protagonista (Catwoman y Elektra, las más destacadas). No querían un personaje, querían curvas. Y si eso es lo que pretenden hacer con Cazafantasmas, mal asunto. Eso sin contar con la más que previsible presencia de la hija de los personajes de Bill Murray y Sigouerney Weaver (¿alguien se apuesta algo...?).

3 comentarios:

Leila... dijo...

Las segundas partes no suelen ser buenas, muy pocas veces lo logran (por ejemplo, en Shrek).

Aquí en Argentina acaba de demostrarse con un clásico del cine de éste país: "Esperando la Carroza" fue una película cómica que se estrenó en los años 80, y no sólo fue un éxito comercial sino que también lo fue entre los críticos, se ganó un respeto fantástico (porque es una película muy buena...). Por alguna razón que desconozco, hace un mes se estrenó una segunda parte que le sacó toda la seriedad que tenía la primera. Literalmente "la arruinó", y es una lástima...

Ojalá dejen de inventar secuelas que no tienen sentido y vuelvan a pensar historias buenas!!!

dexter dijo...

Ups, pues yo he oido de un remake de Dos hombres y un destino con Tom Cruise y John Travolta. Como para echarse a temblar, vaya.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Leila, bueno, hay de todo. Mira El Padrino II, Aliens, Las dos Torres... El caso es hacer una buena película y no una fotocopia para sacar dinero. La secuela también puede ser una buena historia. Y esas son las que merecen la pena.

Dexter, algo he oído yo también, sí. Eso directamente es una barbaridad. Dos hombres y un destino es lo que es. Y es maravillosa así. Ese remake, de hacerse algún día, contará con el rechazo de la gente, estoy seguro.