martes, diciembre 07, 2010

Adiós a Irvin Kershner y Leslie Nielsen

Tiende a olvidarse que George Lucas no dirigió dos de las seis películas que conforman la saga de Star Wars. Agotado del trabajo que supuso el rodaje de la primera película en 1977, Lucas decidió ejercer sólo de productor en las dos siguientes entregas. Eso hizo que la gloria de ser el hombre detrás de las cámaras en El Imperio contraataca fuera para Irvin Kershner. Probablemente, muchos de los que nos acordamos ahora de él, ahora que ha muerto (el pasado 27 de noviembre), lo hagamos fundamentalmente por aquella película. Y es que, se mire como se mire, es el director de la mejor película de una de las sagas funmdamentales no sólo de la historia de la ciencia ficción sino de la propia historia del cine. Su nombre está en el filme que engrandeció lo que significaba hacer una secuela, el que escribió con letras doradas el nombre de uno de los grandes personajes de siempre, Darth Vader, el que hizo que una marioneta fuera tan creíble como un personaje de carne y hueso.

Aparte de El Imperio contraataca no son muchos los títulos por los que Kershner será recordado. En realidad, si llegó a la saga de Star Wars fue por ser uno de los profesores de Lucas y no por tener una inmensa carrera cinematográfica que le avalara. Llegó a la dirección de la mano de Roger Corman. Hizo algunos trabajos para televisión (de hecho, lo último que dirigió antes de retirarse fue un capítulo de la serie Seaquest), y en cine fue el responsable de películas como Un loco maravilloso (con Sean Connery y Joanne Woodward), Ojos (con Faye Dunaway y Tommy Lee Jones), La venganza de un hombre llamado caballo (con Richard Harris), Nunca digas nunca jamás (de nuevo con Connery; Kershner es el único director americano hasta la fecha en haber dirigido una película de James Bond) y su última película, Robocop 2. Descanse en paz.

El nombre de Leslie Nielsen está desde hace muchos años ligado a la comedia absurda. Todo empezó con la película que en realidad inventó el género de la parodia en el cine contemporáneo: Aterriza como puedas. Y continuó con Agárralo como puedas y sus dos secuelas, con Dracula: un muerto muy contento y feliz, con 2001: despega como puedas, con Mr. Magoo, con dos participaciones en la saga Scary movie y con tantos otros títulos. Pero para mí Leslie Nielsen era también otro actor que nada tenía que ver con aquel. Era, es y siempre será el héroe de aquella joya de ciencia ficción que se titula Planeta prohibido. El militar del futuro y del espacio que seducía a aquella inocente y atractiva Anne Francis, aquel que luchaba contra un mal inimaginable con el mítico Robby el robot a su lado. Entonces parecía un galán perfecto y acabó convirtiéndose en el bufón perfecto. Lo fue hasta su muerte, el pasado 28 de noviembre. Descanse también en paz.

5 comentarios:

Doctora dijo...

No soy fan de sus pelis,pero siempre que salía en alguna entrevista Leslie Nielsen parecía un tío muy agradable e ingenioso.Ádemás,aunque sus pelis abusaran del absurdo él siempre se mostraba muy serio,creo que ahí estaba su gracia,debía ser un gran profesional.
Sobre el otro señor,no sabía nada sobre su carrera,pero siempre he oido que George Lucas deja mucho que desear como director.

María dijo...

Bueno yo recuerdo 'Aterriza como puedas', siempre que la echan en televisión una servidora la ve jeje.
Muchos besos!!

Sonix dijo...

Cuando me enteré de la muerte de Nielsen me dio bastante penita, la verdad. Le tenía cariño de verlo en pelis de humor.
Y con respecto a Kershner, pues es que no soy fan acérrima de Star Wars, pero es una lástima que grandes genios se vayan yendo.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Doctora, Leslie Nielsen tenía esa capacidad de caer bien, sí. George Lucas tiene una imaginación incomparable, pero falla como guionista único y como director de actores.

María, a mí también me hace gracia siempre 'Aterriza como puedas', sin duda...

Sonix, mira que no ser fan acérrima de 'Star Wars', je, je, je...

Leila... dijo...

Qué triste, eran dos personas a las que yo "apreciaba". Hasta siempre entonces!